Mostrando las entradas con la etiqueta EL LETRARIO ENCANTADO. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta EL LETRARIO ENCANTADO. Mostrar todas las entradas

lunes, 14 de marzo de 2022

F A N T A S Í A S

 






"Quiero que tengas
Un orgasmo en mi espalda", dijo él.

 

Ella se fue
Por la cañada de su cuerpo
sintiendo aves y riachuelos 

Cabalgando en las cuestas del deseo

Hubo un viraje inesperado
    Y la mujer de pronto: 
    Volvióse
      Gozo
        A cataratas
-Agua de amor
Corriendo por sus piernas
Inundando los surcos
de la noche joven


                                                         Ana María Greene

jueves, 17 de febrero de 2022

Sin Blasones

 


  Crecimos rápido

 con jardines mutilados

ideas ultrajadas

y miedo en las esquinas.


Crecimos.

Con la garganta sin gritos

ausencia en los ojos

preguntando

en las tardes de escorpio

si existe 

EL OLVIDO.



©Beatriz Iriart

domingo, 13 de febrero de 2022

Adán

 

Hans Baldung Grien



 

Aunque estaba en el Paraíso,
Adán caminaba por los senderos
preocupado y triste,
ignorante de cuanto se estaba perdiendo.


Después Dios fue y creó a Eva
a partir de una de las costillas de Adán.


Y al primer hombre le gustó tanto este milagro
que lo primero que hizo
fue tocarse la costilla adyacente,
y sintió un delicado hormigueo en sus dedos
al tocar aquellos pechos firmes
y aquellas dulces caderas
tan iguales a los contornos de la música.

Una nueva Eva surgió frente a él.
Había encontrado un espejo
y se estaba pintando los labios.
"¡Esto es vida!", dijo Adán,
y creó una Eva más.

Y cada vez que la Eva oficial
se daba la vuelta
o iba al mercado a por oro, incienso y mirra,
Adán creaba una nueva odalisca
de su harén intercostal.


Pero Dios se fijó en seguida
en la desordenada creatividad de Adán.
Le envió una citación, le puso una denuncia divina,
y le expulsó del Paraíso
por surrealista.

 

Marin Sorescu

domingo, 6 de febrero de 2022

La Razón



Le dijeron que no había dioses, ni mitos ni ritos, ni cielos ni infiernos, ni siquiera que se fiara de su imaginación, de sus emociones o de su intuición, y mucho menos que creyera en la magia.
Y se quedó sola la razón razonando.
Y se murió de pena.
Pero no soltó ni una lágrima.



Reyes Adorna

 

Anochece

Esta tarde anochece
la turbulencia de bocas
ese girar la desnudez
con que se tocan dos cuerpos:
                                         poemario sin palabras.


Tiempo ignoto
                      en los labios
                      en la lengua
                      en el pezón
   de un deseo que se degusta
a la orilla
              (insaciable de toda la ternura)
donde las humedades
                                 se hacen rios
                                 luego mares
                                 luego océanos
                                                       de cosas indecibles.


Ana Ma. Greene M.

A quien inventó la realidad


Inquieta recorre la casa,
buscando algún mantel donde sacudir sus preocupaciones
respira pero bajo letargo
se esconde entre las mantas
y pide una tregua para seguir soñando.
Su mirada se pierde en una profundidad que sólo ella conoce.
Enciende y apaga el interruptor de la consciencia a su antojo.
No te puedo juzgar.
Llevo días intentando desconectarme de esta falsa realidad
que de vez en cuando me embauca,
y no lo consigo.
 
 
  
inmilla

 

sábado, 5 de febrero de 2022

Nombre a las cosas


 

Soy un verso asido al tejado
la canción sobre la que pasta el poeta
cuando el trapecista siente
la llamada perdida del alambre.

Tus labios se abrazan al silencio
y el pí pi pi de un móvil me informa
tras la abreviatura de un latido
que ha fracasado mi golpe de estado

Últimamente miro tus labios
con la emoción de poner nombre a las cosas
y la necesidad de olvidar todas las palabras.

Lo dicen las noticias
tu voz es una revolución sin alzamiento
un susurro que golpea firme el yunque de mi oído
para derrocar la democracia de cuanto pienso

Ahora, mientras oposito a tus noches
y busco en mis bolsillos
alguna fórmula que resuelva el enigma
no encuentro salario que pague la deuda.

Lo dejo estar,
tú todavía no sabes
que cuando estás sentada sobre el precipicio

yo también siento el abismo.

lunes, 31 de enero de 2022

Tres Tandas por un Boleto

 


 

Tengo que atardecer el tiempo,

casi anochecerlo,

para que tus besos fugaces se pierdan en mis labios.

 

***

 

 

¿ Solo rosas ?

-dijo-

y las tiro al río.

Desde entonces espero un transplante de corazón

 

***



 

Nerudeado ando:

Podría escribirte los versos más tristes de tinieblas

 pe(r)ro mejor

voy a ver la película de T(u)(h)ERROR.

 

 

Rebelde Luminar

domingo, 30 de enero de 2022

Juan Son y TRANSGRESORCORRUPTOR Espejos y Humo (Aqua)

 

Mira, hay que disfrutar de la despedida

 

Mija, sabíamos que te pasabas de lista

 

No te voa a mentir, se muy bien lo que a ti te motiva

 

Debes de saber que yo, soñaba con esa familia, con la chimenea, juegos de mesa , viendo el atardecer.

 

Debes de saber que tu te esfumas, pero no pierdo esperanza porque se, que lo bueno apenas va a llegar.

 

Tanta decoración solo escondia.

 

La casa de revista solo era una escenografía

 

Las mascaras se estrellan contra el suelo

 

La simulacion de algo perfecto se hizo una pesadilla

 

Debes de saber que yo, soñaba con esa familia, con la chimenea, juegos de mesa , viendo el atardecer.

 

Debes de saber que tu te esfumas, pero no pierdo esperanza porque se, que lo bueno apenas va a llegar.

 

Y todo lo que ella mintió, palacios de espuma, el viento ya se los llevo

 

Espejos y Humo 

 


 

 

 


 

 

domingo, 16 de enero de 2022

Falsa Filosofia

 





 Hablaste tantas veces de las cosas que no hacías, No lo hagas, no lo digas, pero yo sí lo puedo si lo puedo hacer.

Me diste tantas clases de falsa filosofía, No lo bailes, no lo cantes, pero yo si entono bien. Hay ya ves.

Sé un buen chico y tráeme diamantes de los que tanto me gustan.

No me vengas a dar clases de cómo llorar porque yo estaba ahi cuando me querías matar.

No me vengas a dar clases de como hay que actuar, porque yo si te vi con tu sucio celular.

Tenia una recurrente pesadilla de vampiros infiltrados, disfrazados de dulzura y tenue luz.

La historia es tan horrible que cualquiera que la escucha se congela, petrifica y se pone en posición fetal, Mental.

Sé un buen chico y haz lo que quiero, no me vayas a enfadar.

No me vengas a dar clases de cómo llorar porque yo estaba ahi cuando me querías matar.

No me vengas a dar clases de como hay que actuar, porque yo si te vi con tu sucio celular

 


Juan Son

domingo, 9 de enero de 2022

La vida es como un diente

 


 

La vida es como un diente


Al principio no piensas en él


Te has contentado con masticar


Y luego, con frecuencia, se echa a perder


Te duele, y te importa


Y te lo curan, y los problemas


Y para que estés realmente curado


Tienes que arrancarte, la vida

 

 

Boris Vian

viernes, 7 de enero de 2022

Cobarde

 


 

Él nudo en mí estómago

actúa de conciencia latente

pide a gritos que rompa la conformidad

me desafía a no seguir la inercia

la resaca, la corriente

que atrae y atrapa.

 

Pero cada vez que te miro

mis piernas de goma

me ponen en balanza

me mandan yacer en mis escombros

y quedo allí saboreando

 el néctar de tu ausencia.

 

¡ Otra vez será !, me dicta el corazón,

¡ volverá a pasar frente a tu espacio ! 

 

 

Rebelde Luminar


viernes, 24 de diciembre de 2021

No puedo


 

No puedo cerrar mis puertas
ni clausurar mis ventanas:
he de salir al camino
donde el mundo gira y clama,
he de salir al camino
a ver la muerte que pasa.
 
He de salir a mirar
cómo crece y se derrama
sobre el planeta encogido
la desatinada raza
que quiebra su fuente y luego
llora la ausencia del agua.
 
He de salir a esperar
el turbión de las palabras
que sobre la tierra cruza
y en flor los cantos arrasa,
he de salir a escuchar
el fuego entre nieve y zarza.
 
No puedo cerrar las puertas
ni clausurar las ventanas,
el laúd en las rodillas
y de esfinges rodeada,
puliendo azules respuestas
a sus preguntas en llamas.
 
Mucha sangre está corriendo
de las heridas cerradas,
mucha sangre está corriendo
por el ayer y el mañana,
y un gran ruido de torrente
viene a golpear en el alba.
 
Salgo al camino y escucho,
salgo a ver la luz turbada;
un cruel resuello de ahogado
sobre las bocas estalla,
y contra el cielo impasible
se pierde en nubes de escarcha.
 
Ni en el fondo de la noche
se detiene la ola amarga,
llena de niños que suben
con la sonrisa cortada,
ni en el fondo de la noche
queda una paloma en calma.
 
No puedo cerrar mis puertas
ni clausurar mis ventanas.
A mi diestra mano el sueño
mueve una iracunda espada
y echa rodando a mis pies
una rosa mutilada.
 
Tengo los brazos caídos
convicta de sombra y nada;
un olvidado perfume
muerde mis manos extrañas,
pero no puedo cerrar
las puertas y las ventanas,
y he de salir al camino
a ver la muerte que pasa.
 

Sara de Ibáñez

 

domingo, 19 de diciembre de 2021

No te escondas

 


 

Presiente el hacha el árbol

y se esconde la savia en sus raíces

quiere ser tierra y sol

mineral y luz


Sabe la fecha el condenado

y se oculta la sangre en sus ancestros

quiere ser niño y esperanza

comienzo y eternidad


(El árbol es patíbulo de condenados

muerto para matar

El condenado es ejemplo de hombres

muerto para exculpar)


Se siente finita la vida

y se esconde el ser en sus creaciones

quiere hacerse árbol y hombre

savia y sangre


Se sabe infinita la muerte

y se oculta la nada en su vacío

quiere hacerse vida

y no es

 

Rebelde Luminar

viernes, 17 de diciembre de 2021

Contabilidad

 


Llega un momento
 

en que debemos trazar bajo nosotros
 

una línea negra
 

y echar las cuentas.

 

 

Instantes en los que pudimos haber sido felices,
 

instantes en los que pudimos haber sido bellos,
 

instantes en los que pudimos haber sido geniales.
 

Nos encontramos con montes, árboles, aguas
 

(¿qué habrá sido de ellos? ¿Vivirán aún?)
 

que suman un futuro luminoso
 

ya pasado.

 

 

Una mujer que amamos
 

y esa misma mujer que no nos amó
 

suman cero.
 

Una temporada de estudios es igual
 

a varios millones de palabras inservibles
 

cuya sabiduría se ha borrado poco a poco.

 

 

Y, por fin, una vez que tuvimos suerte
 

 y otra igual (¿de dónde habrá salido?)
 

suman dos (anotamos una y la otra la guardamos,
 

no sea que vaya a haber otra vida).

  

 

Marin Sorescu


sábado, 4 de diciembre de 2021

Motivo

 


¿Cómo se puede decir poesía?
me pregunta la niña
no sé,
le digo acongojado

Y amor, ¿cómo se atrapa?
no sé,
digo, apretando el corazón

Y no lo sé en verdad

Únicamente puedo mirarla
jugar bajo el sol,
entre las hierbas,
y escaparme
en el canto de los pájaros.

No sé, regreso a sus cuestiones,
pero cuando la veo brillar
con su travesura blanca
me oculto a escribir
en este espacio...


Rebelde Luminar

Duermo

Necesito retornar a la oscuridad,
          donde caía de la cama,
              a capturar sensaciones escurridizas,
                          que se escapan en la quietud de la noche.


Volver a deshacerme en tinta y sudor,

        sentir la solvencia de lo efímero,
             como la eternidad del placer
             que acaricia lo recóndito
                                         de tu mirada:
                                                               “el bolígrafo, aquí,
                                                                 se me resbala,
                                                                                 cae
                  entre cada guiño del marrón de mis motivos...”

… pero simplemente,
                                     ya no estás,
y quedo vagando en la inconsciencia.
 
 
Rebelde Luminar

 

Esperare

 

 Cuando el sol este dentro de mi
                            estaré enlazado a tu sonrisa
      Mientras tanto
                    el camino
                             me lleva a la incertidumbre
                                                             de tu mirada lejana

      Paciente estoy en el eco de tus pasos

¡Buscadora, ve a encontrar!
                                      Que la antorcha 
                                                               la tengo yo
                                                                   me la quede

                                          cuando me deslumbro tu alma

  Rebelde Luminar

 

viernes, 3 de diciembre de 2021

Ajedrez

 


 

 Yo juego un día blanco,

Él juega un día negro.

Yo avanzo con un sueño,

Él me lleva a la guerra.

Él me ataca los pulmones,

Yo pienso un año en el hospital,

Hago una combinación brillante

Y le gano un día negro.

Él juega una desgracia

Y me amenaza con el cáncer

(Que por ahora anda en forma de cruz),

Mas yo le pongo por delante un libro

Y lo obligo a una retirada.

Le gano otras cuantas piezas,

Pero mira, la mitad de mi vida

Está fuera de juego.

Oh, le daré jaque a tu rey y perderás el optimismo,

Me dice él.

No es nada, bromeo yo.

Pues hago el enroque de los sentimientos.

Detrás de mí la esposa, los hijos,

El sol, la luna y  otros mirones

Tiemblan ante cualquier jugada mía.

 

Yo enciendo un cigarrillo

Y sigo la partida.

 

Marin Sorescu


miércoles, 1 de diciembre de 2021

Una lagrima

 

Si una lágrima empaña tus ojos
por la tristeza de un inquieto amor,
no dejes que te envuelva de penas,
no temas si te llega dolor.
Si ves que la noche te ciega
y no encuentras valor,
que el viento se lleve mi alma
y el cielo mi corazón.
  
por viki 
 

𝐀𝐫𝐦𝐚𝐧𝐝𝐨 𝐓é𝐥𝐥𝐞𝐳 𝐅𝐢𝐠𝐮𝐞𝐫𝐨𝐚. Con tecnología de Blogger.

Buscar en este Blog